portada-ff9.jpg

En la novena ‘Fast & Furious’, Vin Diesel se enfrenta… con su propio hermano

archivado en: Estrenos, Promoción

Desde 2019, ninguna película lograba un éxito de taquilla tan grande en EEUU. La saga de acción y persecuciones al volante incorpora  a John Cena como villano

La industria del cine vuelve a ver la luz. Hay esperanza. Con el regreso de la normalidad, poco a poco vuelve también el público, como demuestra que Fast & Furious 9 se haya convertido en el estreno más taquillero en Estados Unidos desde Star Wars IX: El ascenso de Skywalker, en diciembre de 2019. Con casi 100 millones de recaudación solo en la primera semana, la novena entrega de las aventuras de Vin Diesel desembarca ahora en nuestras pantallas.

Hace veinte años (!) que arrancó la franquicia de acción y persecuciones de coches, una de las más rentables de todos los tiempos. Dominic Toretto, ya cincuentón, vive retirado y tranquilo, junto a su hijo y su pareja (Michelle Rodríguez). Sin embargo, tendrá que volver a reunir a su equipo y lanzarse a la carretera para detener una nueva amenaza: su propio hermano, Jacob (John Cena). Un enemigo inesperado, letal y tan buen conductor como él, al frente de un complot mundial. Se constata una vez más la evolución de A todo gas: si los primeros capítulos se centraban en las carreras ilegales y la pura conducción, a medida que creció -en ambición y presupuesto- ha virado al cine de espías, tanto en sus tramas como en sus escenarios (de Tokio a Londres o Azerbaiyán), sus peligros inverosímiles y su más difícil todavía.


Aun así, F9 conserva los códigos con los que nació la serie. La velocidad, el músculo, el honor, el humor socarrón, la diversidad de su reparto, el grupo como una familia… Y, por supuesto, su despliegue de bólidos: Ferrari, Lamborghini, Dodge, McLaren, Ford Mustang. Entre los actores, a falta de Dwayne Johnson, Jason Statham y el fallecido Paul Walker, repiten Charlize Theron, Kurt Russell o Helen Mirren. Detrás de la cámara, Justin Lin (Star Trek: Más allá), que ya llevó a buen puerto otras cuatro entregas (de la 3 a la 6). Con su acción vistosa y desmesurada, Fast & Furious 9 promete muchas tardes de adrenalina y palomitas: recordemos que desde hace unas semanas ya está permitido consumir alimentos y bebidas en el interior de las salas.


Comparte en redes sociales