Otras noticias

Todos los lunes Versión original a 4 euros

Todos los lunes (excepto festivos) proyectamos películas en Versión Original y, lo mejor, a 4 euros la entrada.

Para Guillermo del Toro, los monstruos somos nosotros

Bradley Cooper y Cate Blanchett planean una estafa en ‘El callejón de las almas perdidas’, salto al cine negro del director mexicano

Kenneth Branagh evoca su infancia en ‘Belfast’

Esta mirada en blanco y negro a la convulsa Irlanda de 1969 es una de las favoritas de la crítica para los Oscar. Con Judi Dench y Jamie Dornan

Brad Pitt reparte mamporros en un vagón japonés

El director de ‘John Wick’ y ‘Deadpool 2’ firma ‘Bullet Train’, una salvaje comedia de acción sobre un grupo de asesinos a sueldo que se cruzan en un tren

Hay un ovni detrás de esa nube

En ‘Nop!’, el director de ‘Déjame salir’ enfrenta a dos hermanos desamparados (Daniel Kaluuya y Keke Palmer) con una criatura que parece cazar desde el cielo

En ‘Elvis’, Baz Luhrmann resucita al rey del rock

El director de ‘Moulin Rouge’ relata con su estilo acelerado y barroco el ascenso del músico en los años 50 y la relación con su manager (Tom Hanks)

Bastan pocos segundos para identificar si Baz Luhrmann está detrás de una película. Conocemos bien su estilo desde Romeo + Julieta (1996) y la siempre recordada Moulin Rouge (2001): una puesta en escena deslumbrante, un montaje frenético, un gran amor por la música y, en general, por el exceso, hasta rozar lo kitsch. Precisamente por eso el realizador australiano (1962) es el más adecuado para abordar a un personaje mítico, desbordante, larger than life (¿qué es realidad y qué leyenda?) como Elvis. El Rey del Rock.



En este sensacional biopic, elogiado en su presentación en Cannes, el autor de El gran Gatsby relata la vida de Elvis Presley (1935-1977), aquí en la piel de un desconocido Austin Butler: de su arrollador ascenso -esa música de raíces negras, esos bailes espasmódicos- hasta su decadencia, en la jaula de oro de Las Vegas. Todo ello de la mano de su tiránico manager (Tom Hanks), que moldeó su figura pública en la convulsa sociedad americana de los años 50 y 60. Se hacía llamar Coronel, y fue quien nunca permitió al cantante organizar una gira fuera de su país, incluso quien lo alejó de cualquier discurso social y de su compromiso con los desfavorecidos. Eso sí, el filme también presta atención a la faceta oscura del cantante (las drogas y el alcohol, aunque no indaga en su adicción al sexo) y a alguien que lo acompañó muy de cerca: Priscilla, su mujer y madre de su única hija.




Comparte en redes sociales