portadaresto.jpg

Otras noticias

Vuelve (a) Van Gogh

No hay nada como la magia de las películas en pantalla grande

Vermeer, El Greco y otros genios del arte, en una nueva temporada de documentales

Este otoño indagaremos en figuras como la mexicana Frida Kahlo o el francés Paul Gauguin, así como en la colección incomparable del museo Hermitage de San Petersburgo

La última entrevista de Pau Donés, en el documental ’Eso que tú me das’

El cantante de Jarabe de Palo y el periodista Jordi Évole, dos buenos amigos, se despidieron con una conversación inolvidable que se podrá ver en nuestros cines a partir del miércoles 30

Todos los lunes Versión original a 4 euros

Todos los lunes (excepto festivos) proyectamos películas en Versión Original y, lo mejor, a 4 euros la entrada.

Juan Diego Flórez se va de ‘rave’ en La Scala

En el moderno montaje milanés del ‘Orfeo y Eurídice’ de Gluck, el peruano alcanza su madurez como tenor. El jueves 12 de noviembre a las 19.00 se podrá ver en Cines Van Gogh

Puccini en el cabaret de Moulin Rouge

‘Manon Lescaut’ regresa a Londres después de tres décadas de ausencia. Con Jonas Kaufmann, Kristine Opolais y una rompedora escenografía de Jonathan Kent. Jueves 26 de noviembre en nuestros cines

La magia de Harry Potter regresa a los cines

Un ciclo especial recorre de principio a fin la saga basada en J.K. Rowling. Cada fin de semana, dos películas, con pases en versión doblada y v.o. subtitulada

El centenario del debut de Chaplin y la amistad entre una artista y el ladrón de sus cuadros, este fin de semana en cines

‘El chico’, primer largo de Charlot, regresa a las salas restaurado en 4k. Desde este viernes, también en cartel el especial Premios Goya y el documental premiado en Sundance ‘La pintora y el ladrón’

Julián López en una comedia flamenco-trap del salmantino Carlos Therón

Un policía se infiltra como teclista en la banda que amenizará la boda de un narcotraficante. ‘Operación Camarón’ es el estreno español del verano

Netrebko, el vestido rojo y una ‘Traviata’ histórica

Cines Van Gogh recupera la ópera este jueves 4 de marzo. Desde Salzburgo, que celebra su centenario, el drama más popular de Verdi, con la soprano rusa y el tenor Rolando Villazón

De ‘Mulholland Drive’ a ‘El hombre elefante’, nos volcamos en David Lynch

A raíz del 20º aniversario del thriller onírico con Naomi Watts, proponemos un ciclo de las cuatro películas más aplaudidas del genio norteamericano, un creador inimitable

Esxtraño, hipnótico, turbio, surrealista, a veces incomprensible, siempre entre la realidad y el sueño (o la pesadilla), el cine de David Lynch (1946) elude las etiquetas y premia a los valientes que lo afrontan sin prejuicios. Con motivo del vigésimo aniversario de Mulholland Drive, proponemos un ciclo en torno a su autor: sus cuatro títulos más aplaudidos, en versión remasterizada, del 11 de junio al 8 de julio, sus cuatro títulos más aplaudidos, en versión remasterizada.

En 2016, la BBC encuestó a 177 críticos de todo el mundo sobre las mejores películas del siglo XXI. La primera posición la ocupó Mulholland Drive (2001). Este thriller onírico sigue los pasos de una actriz sin experiencia (Naomi Watts) que, poco después de llegar a Hollywood, conoce a una enigmática mujer (Laura Harring) que ha perdido la memoria por culpa de un accidente. Mientras la ayuda a recordar quién es, se enamoran. Aunque en sus andanzas se cruzarán con depredadores, tentaciones, monstruos, violencia. No es fácil resumir de qué trata, y menos aún entenderla, pero en ella alcanzó la cima de su imaginario, tan apasionado como turbio. Premio a mejor realizador en Cannes y Toronto, aspiró al Oscar. En las salas del 11 al 17 de junio.


El ciclo continuará del 18 al 24 de junio con Una historia verdadera (2000), quizá la más amable y menos enrevesada de toda la filmografía del genio de Twin Peaks. Este sencillo canto a la vida, de tono clásico y presupuesto mínimo, pero cargado de profundidad, melancolía y emoción, contrasta con la oscuridad de Carretera perdida y Corazón salvaje. Un anciano testarudo (Richard Farnsworth) vive junto a su hija con discapacidad (Sissy Spacek). Ve fatal y no puede permanecer en pie sin muletas, pero se lanza a una aventura impensable cuando se entera de que su hermano (Harry Dean Stanton), con el que lleva diez años sin hablarse, está muy enfermo. Para visitarlo, recorrerá 500 kilómetros con su único vehículo: una máquina cortacésped. Al final del camino está el perdón. Lynch lleva a su terreno el género más norteamericano: una road movie a ocho kilómetros por hora. Un viaje espiritual lento y luminoso, con paisajes crepusculares y música de su fiel Angelo Badalamenti.

Si hubiera que definir la carrera de Lynch en una sola escena, podría ser el inicio de Terciopelo Azul (1986). Cielos sin nubes. Un jardín de rosas. Un barrio idílico, de calles y casas simétricas. Pero debajo de esa apariencia, en el césped, hormigas rojas y una oreja amputada. Ese ambiente macabro sorprenderá al ingenuo Kyle MacLachlan (uno de sus actores fetiche) cuando inicie una investigación por su cuenta, al margen de la policía. Aparte de conocer a un temible Dennis Hopper, se debatirá entre la angelical Laura Dern y la enigmática Isabella Rossellini. Los momentos icónicos (como la canción de Roy Orbison In dreams) se despliegan por todo el metraje, cima del estilo de un creador que también domina la atmósfera sonora, la pintura, la fotografía y hasta el diseño de mobiliario. El tipo de película que merece verse en la sala de cine (del 25 de junio al 1 de julio).


El ciclo concluye (del 2 al 8 de julio) con su obra más clásica, El hombre elefante (1980), un drama victoriano en blanco y negro. Un doctor (Anthony Hopkins) lucha por devolver la libertad y la dignidad a John Merrick (John Hurt), un hombre nacido con todo tipo de deformidades, y exhibido como atracción en un circo. A medida que el médico estudia su caso y lo conoce más profundamente, descubre su enorme inteligencia y sensibilidad. “A la gente le asusta lo que no puede comprender”, dice Merrick, y la frase podría sintetizar el cine de Lynch. Con su segundo largo, aspiró a ocho Oscar, entre ellos a Mejor Director, galardón que nunca ha alzado (sí se llevó el premio honorífico en 2019). Los decorados opresivos subrayan la soledad, el maltrato y la humillación que sufre este pobre monstruo aterrado de los seres humanos.



Comparte en redes sociales